jueves, 12 de junio de 2008

3 Increíbles Casos en el Sistema Legal Norteamericano

En los viejos tiempos, quien tuviese el palo más grande ganaba. Hemos evolucionado a tal punto, que, quien tenga el abogado mejor pagado gana, con la ventaja de que no importa cuanto uses a tu abogado este nunca se romperá en pedazos.


Desde que el sistema de justicia ha sido creado, las personas han intentado encontrar todas las maneras posibles para joderlo. Desde demandantes, hasta abogados e incluso jueces, y parece que hemos logrado perfeccionar este arte.

En esta oportunidad veremos 3 casos que demuestran lo mal que está el sistema legal en Estados Unidos.

Primer Caso: Los pantalones más caros del mundo

El poder corrompe, y el poder legal absoluto te vuelve retardado.
Este es el caso del Juez Roy Pearson quien en 2005 entabló una demanda contra una tintorería por 65 millones de dólares porque le perdieron un par de pantalones.
Si, seguramente esos pantalones fueron realizados con la sabana santa de Turín usando hilos extraídos del lienzo de la Mona Lisa.
Pearson, que se representaba a sí mismo ante la juez Judith Bartnoff, declaró pomposamente que “nunca antes en la historia conocida un grupo de acusados se involucró en prácticas financieras tan engañosas e injustas”.
Bartnoff le dejó seguir argumentando su caso "durante horas", según informó el Washington Post, aunque no le permitió llamar a los 63 testigos que esperaba subir al estrado.
En tres ocasiones los propietarios de la tintorería le ofrecieron a Pearson un acuerdo, el más reciente por 12.000 dólares, pero el Juez entendió que era mucho más razonable la cifra de 67 millones de dólares ( y lo repito por sino lo leyeron bien)

Luego de 2 años en que todos los habitantes del planeta le dijeron que estaba totalmente loco, el Juez decidió bajar su reclamo a 54 millones por los inconvenientes y la angustia que tal hecho le había producido.

El resultado de toda esta locura fue que Pearson perdió el caso, perdió su trabajo como Juez de Derecho Administrativo, se divorció de su esposa y enfrentó la bancarrota.
Pearson se disculpó con el mundo y dijo que había aprendido una valorable lección sobre lo malévolo del materialismo y la disponibilidad de más pantalones.
Je, en realidad le pidió a la corte que reconsiderara la decisión y cuando la rechazaron...lanzó una apelación.

Segundo Caso: El soft Porno es aparentemente ilegal en la corte.

Todd Paris, un abogado de Carolina del norte fue acusado de desacato criminal, multado con 300 dólares y 15 días de suspensión condicional de la pena por leer la revista Maxim durante una sesión de la corte.
No queda del todo claro si la pena fue por su falta de respeto, su mal gusto o por la sospecha de que es demasiado estúpido para realmente ser un abogado.
En la apelación logró reducir el cargo acordando pagar 200 dólares extras.
El hecho es que ese monto no cubre ni el 10% del costo del procedimiento de apelación, lo que nos deja una clara pregunta:
No hubiera sido mucho más fácil decirle que dejara la revista y que es un idiota.


Caso 3: Una profesora de Dartmouth demanda a sus estudiantes por ser perversos

La profesora Priya Venkatesan acusó a sus estudiantes del curso de teoría narrativa francesa de "anti-intelectuales.
Para quienes no lo entiendan, esto es mas o menos como acusar a Bruce Willis de poco hombre (pero con una probabilidad infinitamente menos de ser tirado de un rascacielos por tu error)

La profesora contrató abogados para demandar a los miembros de su clase, reclamando que la manera en que se quejaban de su incapacidad para enseñar constituía un "ambiente hostil de trabajo". Ella también decidió demandar a sus superiores sin darse cuenta que tan solo el hecho de permitirle dar clases sobre teoría narrativa francesa y permitirle llamar a eso un trabajo era hacerle un inmenso favor.

Ella se quejó porque durante sus lecturas sobre argumento expositivo sus alumnos la contradecían y le hacían preguntas.
Entonces tenemos dos opciones, o ella es una maestra de la ironía o no entiende lo que estas palabras significan.
Yo diría que una profesora que necesita una costosa asistencia legal para enfrentar las preguntas de sus estudiantes, definitivamente no es una buena profesora.

En un mundo cuerdo, el juez le daría a Venkatesan una pala, le mostraría una pila de estiércol y le diría: "Tu sentencia es intentar un trabajo real por un tiempo. Llena con estiércol ese camión y cuando esté vacío hazlo de nuevo por los próximos 20 años o hasta que encuentres otra maldita perspectiva de la situación".

Seguiremos en la búsqueda de más casos que sustenten la teoría de que el sistema legal de los Estados Unidos esta totalmente jodido.

Technorati Tags

Blogalaxia Tags

3 comentarios:

Javier Luna dijo...

Se te ve de nuevo por estos lares.

Pero se te ve cada vez con menos frecuencia.

¿Que ha pasado?

Ponte las pilas, ser madre debe ser muy bonito y agotador.

Pero aqui tienes a tus lectores que solo te piden un poquito de tu tiempo.

Un abrazo.

Buy Papper Spray dijo...

Nice Post.....

self defense products

mafudabogados dijo...

Muy interesante... el de los pantalones ya lo habia escuchado antes... ojalá publiques mas juicios increibles o inverosímiles...

Saludos desde Mexico.

Jorge Mafud
Mafud Abogados

 
Información Legal